echeveria azulita

Echeveria Azulita

La Echeveria Azulita es una suculenta de un hermoso tono azul verdoso, y que algunas veces presenta un tono rosado en las puntas en algunas épocas del año. Así mismo a medida que crece, produce una buena cantidad de hijos en la base de su tallo.

La Echeveria azulita también florece periódicamente, desarrollando flores perfumadas en tonos naranjas.

Características de la Echeveria Azulita

 

  • Es una planta que se da mejor en el sol parcial o semi sombra.
  • No requiere de mucha agua para sobrevivir.
  • Las rosetas de la azulita pueden crecer hasta los 12,7 cm de altura.
  • En cuanto al ancho, pueden crecer hasta 15 cm de diámetro en la maceta.
  • Tolerantes al frío hasta los -6,7 ° C.
  • Se puede reproducir fácilmente mediante sus hojas o los hijuelos que desarrolla en su base.
  • Generalmente no es tóxica para humanos o mascotas.
  • En invierno es su período inactivo.

Cuidados y propagación de la echeveria Azulita

 

La Echeveria Azulita es una pequeña suculenta que crece bien en interiores siempre y cuando tenga acceso a luz brillante. Se propaga fácilmente. Sus flores atraen colibríes y mariposas.

Riego

La Azulita tiene las necesidades de riego típicas de una suculenta. Solamente es necesario volverla a regar cuando el suelo donde esté plantada esté completamente seco. Si el suelo aún retiene algo de humedad no debe regarse.

Dónde plantarla

 

Echeveria ‘Azulita’ no es resistente a temperaturas muy bajas, por lo que si vive en una zona con temperaturas inferiores a los -6.7 ° C, es mejor plantar esta suculenta en un recipiente que se pueda llevar adentro. Le va bien en pleno o sol parcial.

Al plantar en interiores colóque esta suculenta en una habitación que reciba mucha luz solar, como cerca de una ventana.

Cómo propagarla

La echeveria Azulita se puede propagar a partir de hojas y sus retoños.

Hojas

Para  propagar la Azulita a partir de sus hojas, debe primero retirar una hoja de la planta madre. Asegúrese de que no quede ninguna parte de la hoja en el tallo o tendrá menos posibilidades de éxito.

Deje que la hoja se seque durante varios días sobre una bandeja u otra superficie plana, para que se endurezca. Luego cuando se haya arrugado, colóquela sobre un sustrato bien drenado. Riegue siempre que el suelo esté completamente seco.

Mediante sus retoños

La echeveria Azulita producirá pequeños hijos en forma de pequeñas rosetas a lo largo de su vida. Corte las pequeñas rosetas del tallo principal con un cuchillo o unas tijeras afiladas y que estén bien esterilizadas.

Finalmente deje que las rosetas se sequen durante uno o dos días sobre una superficie plana, antes de colocarlas en un suelo con buen drenaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.