echeveria agavoides

Echeveria Agavoides

La Echeveria Agavoides es una hermosa suculenta que se caracteriza por sus cambios en la coloración de los bordes de sus hojas en diferentes épocas y situaciones. Posee hojas de color verde lima con bordes rojos, lo que le da el sobrenombre de «lápiz labial».

Pero esta suculenta recibe su nombre de especie por la forma parecida a un agave de sus hojas gruesas en forma de triángulo. También puede desarrollar flores rojas en la primavera.

Características de la Echeveria agavoides

 

  • Es un suculenta para cultivar a pleno sol o sombra parcial.
  • Tiene necesidades de agua típicas de una suculenta.
  • Puede crecer hasta los 61 cm de altura.
  • Crece hasta los 61 cm de ancho.
  • Tolerante al frío hasta los -6,7 ° C.
  • Se puede propagar mediante retoños.
  • Generalmente no es tóxico para humanos o animales.
  • Período inactivo en el invierno.

Cuidados y propagación de la Echeveria Agavoides

 

La Echeveria agavoides “Lápiz labial Echeveria” se cultiva mejor en jardines de macetas o jardines de rocas. Se puede utilizar como «relleno» en proyectos al aire libre con suculentas.

Riego

La Echeveria agavoides  no debe regarse con frecuencia. Solo debe regar esta planta cada 10 o 15 días. Sin embargo también dependerá del sitio donde la tengas. Es decir en interiores tiende la humedad a permanecer más tiempo en el sustrato que en el exterior.

La mejor forma de saber si es necesario regar es confirmar que el suelo o sustrato esté completamente seco antes de volver a colocarle agua.

Dónde plantar

 

Si las temperaturas en la zona donde usted vive caen por debajo de los,-6.7 ° C, es mejor plantar esta suculenta en un recipiente que pueda llevarse adentro.

Se cultiva mejor en climas donde pueda recibir el sol pleno.

Cómo propagar Echeveria agavoides 

 

La Echeveria agavoides se propaga fácilmente a partir de compensaciones, esquejes y hojas (aunque puede ser difícil).

Esquejes

Para cortar un retoño de esta planta, use un cuchillo afilado y esterilizado o un par de tijeras. Corte el tallo de la Echeveria y deje que el corte se endurezca durante unos días antes de plantar en un suelo con buen drenaje.

Hojas

Para propagarla mediante sus hojas, comience por elegir una hoja firme y saludable. Retira de la planta principal girando suavemente la hoja del tallo. Asegúrese de no dejar ninguna parte de la hoja en el tallo.

Deje que la hoja se endurezca durante varios días y luego colóquela en un suelo bien drenado. Riegue siempre que el suelo se haya secado por completo. Después de que hayan aparecido raíces y una roseta, y la hoja madre se haya secado, plante.

Retoños

 

Echeveria agavoides producirá pequeños hijos que brotarán alrededor de la base de la planta. Simplemente tire de estos y deje que se sequen durante uno o dos días antes de replantar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.