cómo trasplantar suculentas

Cómo trasplantar suculentas: Guía básica.

Conocer la técnica adecuada para trasplantar tus suculentas es muy importante para que crezcan con buena salud. En ésta guía te mostraremos paso a paso a replantarlas de forma adecuada.

¿Cuándo se deben transplantar las suculentas?

 

Existen muchas razones por las cuales las suculentas deben ser trasplantadas, sin embargo una de las más importantes es cuando recien compras una nueva en el vivero.

Por lo general la tierra con la que tu nueva planta saldrá del vivero, no será la adecuada para que crezca sana y feliz. De hecho, este tipo de tierra suele ser de baja calidad, y tienden a retener mucha agua, por lo que puede ser perjudicial.

Por esta razón una vez adquieras una nueva especie, o compres tu primera planta, será necesario transplantarla a un sustrato y recipiente adecuado para que pueda desarrollarse bien.

Así mismo, es muy común que las plantas que crecen en los viveros tengan las raíces unidas, apretadas y con poco espacio. Una suculenta con las raíces así, no se desarrollará como debería y de hecho su crecimiento será más lento.

Como regla general, debe existir un espacio libre entre la maceta o el recipiente donde esté la planta y sus hojas. Este espacio debería ser de al menos de 2 cm.

Por ejemplo si tu suculenta tiene una circunferencia de unos 8 Cm, debes plantarla en una maceta con al menos 10 cm de circunferencia.

Pasos para transplantar suculentas:

Paso 01:

El paso número uno para transplantar suculentas es retirar la maceta del vivero y la tierra. Es necesario eliminar la mayor parte posible de esta tierra, pues como ya te mencionamos, esta suele ser de baja calidad, densa y tienden a retener mucha agua. Es necesario liberar las raíces de este sustrato lo más posible.

Probablemente parte de esta tierra quede entre las raíces de la planta, ya que será difícil retirarla toda sin dañarlas. Esto está bien y mientras más tierra puedas eliminar mejor y más sanas crecerán las raíces.

Otra cosa que debes evitar es lavar las raíces de la suculenta para intentar retirar la tierra. Esto se ha demostrado que es perjudicial para las raíces a largo plazo.

Intente dejar las raíces lo más intactas en lo posible, sin embargo si se rompe alguna tampoco será el fin de la planta. Si la suculenta presenta retoños adheridos a ella, también es buen momento para retirarlos.

Paso 02:

Ahora que ya tienes tu planta lista para ser trasplantada, es necesario ahora cubrir el agujero de drenaje de la nueva maceta con una malla para jardinería. Esto porque queremos que la maceta drene muy bien el nuevo sustrato pero no deseamos que la tierra se salga por el agujero.

Este tipo de mallas, que se puede encontrar en las tiendas en forma de cinta, funciona muy bien pues deja circular el agua fuera de la maceta y de igual forma retendrá la tierra dentro de ella.

Paso 03:

Ahora llena la maceta con la nueva tierra hasta las 3/4 partes de la misma. Dejando un espacio de 1/4 de la altura total, entre el nuevo sustrato y el borde de la maceta.

Paso 04:

Ahora es el momento adecuado para colocar tu suculenta en el sustrato. Es mejor hacerlo lo más centrada posible. Colócala con mucho cuidado de no dañar las raíces, luego llena la maceta hasta el borde con el sustrato restante, cubriendo de forma uniforme la base de la planta.

 

Pasó 05:

Termina cubriendo la base con piedras para cactus y suculentas. A medida que vayas agregando las pequeñas piedras, presiona suavemente el sustrato para asentarlo.

cómo plantar suculentas

 

Ahora el último consejo para trasplantar tus suculentas y uno de los más importantes, es no regarla hasta pasados un par de días. Este tiempo dará a las raices tiempo suficiente para sanar cualquier daño o fractura. Una vez las raíces estén bien acentadas estarán listas para absorver el agua de forma adecuada y sin peligro de que se pudran.

Esto es todo lo que debes saber para trasplantar suculentas y en resumen:

  • Debes eliminar bien la tierra vieja de las raíces.
  • Preparar adecuadamente el nuevo sustrato y asentar bien la planta.
  • Finalmente no regar demasiado pronto.

Sigue estos consejos y lograrás cultivar plantas suculentas hermosas y sanas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.